+506 8313 9071 info@geckocr.com

Diseño Web

¿Cómo crear un diseño web rentable para maximizar el efecto de nuestra web?

Hoy en día no hay momento en el que no se habla de la web, de páginas, de diseño web, de la potente herramienta que es Internet para cualquier comunicación y negocio.

diseño web profesional

Comunicación en la web

Sin embargo, a pesar de la cantidad enorme de información que hay acerca de estos temas no es fácil entender cómo moverse y aprovechar esta potente herramienta. Además, para los empresarios es cada vez más difícil juntar toda la información necesaria, eligiendo entre la gran diferencia de fuentes: por más que haya herramientas para crear webs de manera muy fácil, el mundo del diseño web es siempre más complejo y cambia muy rápido.

A causa de estos cambios, de la confusión y de muchas personas que lucran difundiendo información falsa o prometiendo resultados fáciles y rápidos a todos, muchos empresarios y negocios pierden la confianza en todo lo que tiene que ver con Internet y desaprovechan sus grandes oportunidades.

El problema, para muchos, empieza en querer siempre lo que parece económico, o hacer click en todos los enlaces que dicen “diseño web gratis” y pensar que con esto lograremos todo. No queremos decir mentiras: está bien sacarle el mejor partido a cada céntimo gastado, está bien tener que medir los recursos e intentar ahorrar aprovechando de un mercado muy grande. Pero también es importante recordar que lo barato a veces, sale caro.

Tener un conocimiento básico necesario para una estrategia de presencia web es algo imprescindible para los emprendedores. Y no porque el emprendedor tiene que hacerse a la vez diseñador web, programador, diseñador gráfico, escritor y editor, sino más bien porque si no sabemos lo que necesitamos y cómo lo necesitamos, cuando vayamos a contratar expertos que nos hagan el trabajo pueden ocurrir muchas sorpresas.

Los errores de quien no tiene idea de diseño web y marketing en Internet:

  • Debemos estar seguros de qué trata nuestro negocio

    Es importante estar seguros de lo que queremos.

    No sabemos explicar lo que queremos

  • No entendemos lo que nos proponen los profesionales
  • No somos capaces de entender si quien hace el trabajo lo hace bien o mal
  • No podemos negociar el precio porque realmente no tenemos idea
  • Podemos desmotivar quien trabaja para nosotros porque comentando sin entender es como si despreciamos lo que hace
  • Corremos el riesgo de caer en estafas
  • Elegimos los expertos equivocados
  • Insistimos para tener cosas que pueden ser perjudiciales o poco útiles para el proyecto o negocio

Para evitar que no pasen estas cosas hay que empezar por una pequeña, pero importante pregunta:


1.   ¿Para qué necesito una página web?

Ya sabemos que todos —o la mayoría— tienen un sitio web hoy en día, y quien no lo tiene es cómo si no existiera para el gran público virtual, pero esta no es la razón que hace que necesites una web. No es debido a que la competencia la tenga y tú no.

Crear una web significa tener unos objetivos específicos y estos tienen que guiar cada paso

  • Podemos necesitar una web “vitrina”, es decir, creada sólo con el fin de quedar bien cuando alguien busca nuestro nombre en Internet, porque cuando alguien se topa con una marca en una tienda, feria, producto o la escucha, lo primero que hace es buscar en Google.
  • Podemos necesitar una web con el objetivo de que mucha gente se inscriba a nuestro sitio, use nuestra aplicación o software, participe a un evento o recogida de firmas.
  • Podemos necesitar una web para vender productos o servicios.
  • Podemos necesitar una web que haga todas las cosas antes mencionadas.

Y una vez encontrada esta “motivación” principal, en una situación ideal, tenemos que tener una idea para un plan de marketing. Es decir: no hace falta tener todo pensado hasta el último detalle, porque lo mejor de Internet es que las herramientas de marketing son muy flexibles, pero esta flexibilidad funciona hasta un cierto punto. Desde el principio hay que tener claridad en los canales que usaremos para buscar e interactuar con los clientes, porque esto va a ser un factor importante para elegir el diseño de la página web.

La mejor manera de medir si una web es buena o mala no es, cómo hace el 90% de las personas, ver que tan “espectacular” “cool” o compleja parece, sino esperar un poco de tiempo y medir los datos comparándolos con los objetivos de conversión.

Si yo creo una web-ecommerce con el objetivo de vender y a pesar de tener mucho tráfico no vendo, por  más bonita que parezca, mi página web es un fracaso.  La gente llega y no compra. Esto implica que algo en mi diseño web está mal.

Convertir significa lograr que la gente cumpla la acción por la cual nosotros hemos creado nuestro sitio web y nuestro embudo de marketing: comprar, suscribirse, dejar sus datos, etc.

El diseño web tiene que responder desde el principio a estas exigencias antes que cualquier otra exigencia estética: esta se tiene que adaptar al target y a la necesidad, y nunca debe ser al revés.


2. Hola, soy un usuario y la estoy pasando mal

Usuario Feliz

Mantener al Usuario Feliz es uno de los Objetivos.

La Experiencia del Usuario es el arte secreto que nos permite hacer que nuestra web sea capaz de generar conversiones. Para esto la estética se tiene que adaptar a la funcionalidad y plasmarse alrededor de ella.

La mayoría de las webs no se fundamentan en esto. Muchos diseñadores webs se dejan llevar sólo por su creatividad mientras otros, muy técnicos, crean webs muy complejas y potentes pero pésimas para el usuario.

En ambos casos hay un problema.

La gente está cada vez peor instruida en Internet: las grandes empresas invierten cada año miles y miles de dólares no sólo en publicidad. Gastan muchísimo en estudios sobre la experiencia del usuario para mejorarla y maximizar el número de personas que se hacen clientes tras ver sus páginas en la web.

¿Te acuerdas qué tan sencilla es la página donde te inscribiste a Facebook?

¿Y qué te sugiere la sencillez de Google?

¿Y Amazon, según tu cómo es posible que lleva muchos años con el mismo diseño?

Estos son casos de éxito: Facebook quiere que te inscribas, Google que busques, Amazon que compres algo. Y su diseño sugiere perfectamente todo esto. Google de vez en cuando pone alguna sencilla animación o juego escondido para celebrar algo, pero no crea un motor de búsqueda con efectos 3D con una barra animada y letras que caen desde el cielo o se forman en una nube de vapor que parece salir de la pantalla mientras las escribimos. Podría hacerlo, tiene toda la tecnología pero sabe que la gente que busca tiene urgencia de buscar, y nada más, no ha venido a ver.

La Experiencia del Usuario es el presente y el futuro del marketing online

Mucha gente no lo entiende. Cree que marketing significa que las cosas se vean bonitas y prometan cosas que probablemente no son verdad.

Crean webs donde la home page está hecha de fotos puestas sin control o animaciones que no dejan entender el objetivo. El usuario llega y dice “¿qué es esto?” No entiende lo que puede hacer además de ver las imágenes y animaciones (las veces que estas son bonitas, porque a veces tampoco lo son y los creadores de la web no se enteran).

Tenemos menos de 10 segundos para conquistar a un usuario: si en 7 segundos no encuentra nada que le interesa o estaba ya interesado, o simplemente no encuentra la manera más fácil de lograrlo, se irá y no volverá.

Así que recuerda dos reglas de oro

  • Haz que se entienda desde la primera página lo que haces  y lo que propones en tu web.
  • Si has atraído a los usuarios prometiendo algo (información, ofertas…) no hagas que para obtenerla tengan que hacer 10 clicks y ver mil páginas. Esto los frustrará y se saldrán a mitad del camino. Dales lo que quieren en tiempos breves, cuidando que en el medio esté tu beneficio.

En los siete segundos van también los tiempos de carga, lo cual significa que si tienes la página web llena de animaciones, imágenes pesadas, errores, plugins inútiles, scripts, anuncios… pues tu web se cargará lentamente y te dirán adiós antes de que vean todo.

Una página web es la máxima expresión del dicho “el cliente tiene siempre la razón”. Lo tienes que tratar como un niño delicado, consentido y algo perezoso. No, no es broma.

experiencia usuario

La experiencia del usuario es la clave.

Nada tiene que molestar su experiencia en la web: nada de cosas que no se encuentran, procedimientos aparatosos. La publicidad redúcela al mínimo o si puedes, evítala completamente: en todo el mundo la difusión de aplicaciones de AdBlocking (que bloquean los anuncios) son una señal clara. Y no significa que la gente no quiere que ganes dinero con la publicidad, si no que la manera de poner publicidad usada hasta ahora resulta fastidiosa.

Ventanas que abren solas, videos, ruidos… todas estas cosas que bloquean o ralentizan la navegación, a veces hacen entrar virus o malware, tienen botones escondidos que hasta instalan programas de pago o que de todos modos incomodan. El marketing en Internet tiene que ser “permission marketing” y no “interruption marketing”. Recuerda bien estos conceptos: permiso e interrupción. Si quieres tener éxito en Internet tienes que tener el permiso de la gente. Una publicidad o también un video tuyo que se abre sólo mientras navegan en tu web es una interrupción a lo que hacían: ¿qué sabes tú si están escuchando Spotify mientras navegan, quien eres tú para decidir cuando tienen que ver el video?

No creas que es exagerado, las cosas cada vez van más en esta dirección. Los usuarios quieren opciones y no obligaciones, quieren tener el poder de decidir si ver más o menos algo. Y quieren que estas opciones sean expuestas de manera clara, directa y sencilla. Tu video tiene que estar ahí disponible si dice algo interesante, y el click que la gente dará al play es el permiso que tú tienes para darles la información contenida en el video.

Esto es cuidar de la experiencia del usuario. Esto es permission marketing. Y recuerda que para Google la experiencia de los usuarios es un factor que influye en el posicionamiento de tu web en las búsquedas.

3. ¿Qué comunica tu web?

Mensaje Web Claro

El mensaje de mi página web es muy importante.

Tu web ya empieza a tomar forma, has encontrado un diseñador que con un precio razonable te hace un buen trabajo y ves que entiende de User Experience.

Ahora es el momento de ir hablando de estética y creatividad. Tu web tiene que comunicar los valores principales de tu marca, negocio o proyecto. Y tienes que saber a quién comunicas.

Por ejemplo: si tienes una empresa que vende zapatos, es el tipo de zapatos que vendes  y tu cliente ideal quien marca la diferencia.

  • Si vendes zapatos deportivos para un target de personas entre 15-30 años toda tu comunicación será muy juvenil. Podrás usar colores fuertes y alegres, gráficas que recuerdan las culturas urbanas, lenguaje lleno de expresiones que ya usan los jóvenes de todo el mundo como LOL, OMG, usar memes chistosos, hacer referencia a artistas que gustan a tu target, a la moda que se ve en las calles de las principales ciudades.
  • Si tu web de zapatos vende zapatos clásicos para un target de hombres, con más de 30 años, con una buena posición y un buen trabajo, la comunicación es totalmente diferente. El enfoque tiene que ser a la calidad y a la elegancia. Todo desde las imágenes hasta el lenguaje, tiene que ser elegante, nunca exagerado, tiene que transmitir sensaciones de “exclusividad” de algo que no todos pueden tener.

Son dos mundos opuestos pero siempre serán tiendas de zapatos. Imagínate ahora que sabes todo esto contratar un diseñador web y decirle “hazme una página web para vender zapatos, hazla que sea muy bonita, yo confío en ti”. Ahora creo que entiendes que esto es el principio de un desastre si no das muchos más detalles o si no contratas una agencia que hace diseño web a 360 grados encargándose del marketing también.

La web tiene que estar pensada alrededor del target y del tipo de marketing que vas a hacer.

La estructura tiene que estar lista para los contenidos que va alojar (textos, blogs, imágenes, dibujos, videos…) y los contenidos tienen que hablar directamente con el target.

4. ¿Cómo encuentras a tus clientes?

Aquí la pregunta clave que todo el mundo se hace: ¿se puede ganar dinero con una página web? Pues sí. Se puede. Hay gente que vive vendiendo productos y servicios en Internet. Y algunos de ellos hacen millones a diario.

¿Cómo lo hacen?

  • Una buena web, con una buena experiencia del usuario, y un buen marketing.
Plan de Mercadeo Online

Un Plan de Marketing Online es Parte de la Receta del Éxito.

Vamos a ver, también hay proyectos web que a pesar de tener una página muy mala y sin implementar mucho marketing ganan muchísimo. Esto pasa cuando tienen algo que nadie tiene y que todos quieren. Por ejemplo si hoy en día una empresa lograse vender vuelos intercontinentales a 100 dólares, llevándonos de Costa Rica a Rusia o de Estados Unidos a Nueva Zelanda, o de Argentina a China con el precio de un vuelo doméstico, por asquerosa que sea la web, seguirán vendiendo. El marketing estará incluido en tener algo que todos desean, viajar barato y en no tener ninguna competencia.

Pero para todo el resto del mundo, para los Pequeños y Medianos Emprendedores la competencia es mucha y fuerte, así que tendremos que trabajar para que lleguen los clientes.

En Internet los canales y las herramientas para recibir potenciales clientes (que se convierten en clientes básicamente gracias a nuestra web) son:

–          Motores de búsqueda

–          Redes Sociales

–          Eventos y otras actividades offline (es decir cuando en nuestra tienda o en algún evento que patrocinamos invitamos a la gente a visitar nuestra web para una promoción o algo)

En las redes sociales y en los motores de búsqueda podemos atraer los clientes con dos métodos:

Uno es el tráfico orgánico, es decir interacciones “naturales” que generamos usando nuestras capacidades y conocimientos del medio para hacer que nuestros contenidos sean encontrados y visualizados por los usuarios. El otro método es pagar a la red social o el motor de búsqueda para crear anuncios que en tempos breves tienen más posibilidad de visualización aunque si con ciertos límites. Estas son dos maneras diferentes que analizaremos más adelante en esta web.

Hasta ahora esta información es sólo para resumir lo esencial, sin embargo, en el marketing entran en juego un montón de cosas: videos virales, eBooks gratis, descuentos, imágenes, tutoriales, infografías, juegos, etc.

Y todo esto tiene que ver con el diseño web

¿Recuerdas cuando al principio hemos dicho que sí, que las herramientas de marketing online son muy flexibles, pero hay que tener una idea de qué tipo de marketing vamos a usar?

Eso es.

Si mi web ha sido creada por un diseñador que ha usado su propio sistema, pero que es difícil de usar para alguien más que no sea él o un experto informático, cada cosa nueva que quiero implementar tengo que decírsela a él, y probablemente pagar un extra bastante grande.

Social Media

Botones Para Compartir En Redes Sociales

Pongamos que en mi web tengo muchas imágenes pero no he puesto botones para compartirlas en redes sociales: casi nadie se tomará el tiempo de buscar la manera alternativa de hacerlo, así que yo perderé una herramienta de marketing.

O digamos que quiero poner un calculador de presupuestos o un formulario de contacto. Estas cosas es mejor saberlas antes de crear la web y no ir añadiendo un pedazo a la vez después. O si queremos montar todo en la marcha, es mejor pedir al diseñador web de crear la web con un sistema flexible y que con un poco de tiempo y práctica nos permita hacer pequeñas modificaciones también a nosotros (como WordPress).

Algunos programas en Internet ofrecen la posibilidad de crear gratis una web en pocos minutos, pero el problema es parecido a tener una web proyectada de manera demasiado compleja: si queremos agregar algo más, refinar nuestro marketing, tendremos que pagar a parte o tener que hacer todo desde cero otra vez.

Por ejemplo el SEO, es decir la optimización para motores de búsqueda, requiere que la web respete criterios estrictos de usabilidad, de textos, de estructura, de enlaces, etc. Y si el diseño de nuestra web está fundado en un sistema que no permite hacer modificaciones libremente y de manera bastante sencilla, cada vez tendremos que perder tiempo y dinero, y habrá veces que escucharemos “esto tenía que saberlo antes, ahora es imposible a no ser que hagamos todo otra vez”.

Y en todo esto cabe que muchos programas para el diseño web generan webs con código que no favorece para nada el posicionamiento en Google.

5. ¿Como elegir un diseñador web y de qué manera crear la web?

Con todo lo que has leído hasta ahora ya sabes que en el diseño web no sólo “lo que gastas” tiene que guiarte, si no que sobre todo lo que obtienes con lo que gastas.

Código Web

Código, Sitio Web, HTML

Si el diseñador no te pregunta nada sobre tu negocio y los objetivos de la web, ya es una señal de que algo no va bien.

Si el diseñador te da confianza, exige un diseño limpio, con enfoque en la experiencia del usuario, descríbele tu target y todo el marketing que vas a implementar. Pide que la web sea diseñada con un sistema como WordPress,  Joomla o parecidos, que son muy flexibles, abiertos, y permiten hacer pequeñas modificaciones de manera rápida y que son fáciles de optimizar para  motores de búsqueda.

Evita sistemas de “crea tu web gratis en 5 minutos”: esto lo puedes hacer si quieres hacer un experimento o sólo necesitas algo como un pequeño portafolio para enviarlo a alguien. Si tienes objetivos más serios de conversión y vas a plantear una estrategia de marketing para ganar dinero con tu web, recuerda todo lo que has leído hasta ahora.

La persona o agencia que se encargue de hacer tu sitio web tendrá que tomar todo en cuenta.

Si piensa que nosotros podemos ayudarle con su proyecto web, no dude en contactarnos, nosotros estaremos encantados le asesorarle.

×
Hola, cómo podemos ayudarte?